La corrección de color

La corrección de color como proceso de postproducción

La corrección de color es el proceso de postproducción que consiste en igualar (en la medida de lo posible) el contraste, luminosidad y gama cromática del material rodado.

Tradicionalmente era conocido como etalonaje, que consistía en un conjunto de procesos fotoquímicos que servían para igualar el color, la luminosidad y el contraste de los diferentes planos que formaban las secuencias de una película de cine.

Corrección vs Gradación de color

La corrección de color propiamente dicha debería tener como objetivo conseguir que los planos que vayan a ser utilizados en el montaje tengan coherencia y realismo de color entre sí (brillo, contraste, negros y blancos neutros, exposición adecuada, etc.) de forma que luego se pueda afrontar una etapa de gradación de color cómoda y estable.

El término corrección de color también es utilizado para referirse a la fase en que el montador o artista digital designado intenta crear determinadas atmósferas o sensaciones al cambiar el color de los planos con fines narrativos. Sin embargo, es más correcto llamar a este proceso gradación de color.

El color

Aunque pueda sonar un poco técnico, el color se define como «la sensación que se produce en el cerebro cuando el ojo humano recibe radiación electromágnetica de longitudes de onda comprendidas entre los 380 y los 780 nm, aproximadamente».

Dicho de un modo más sencillo, el color es una interpretación del cerebro humano cuando el ojo recibe ondas electromágneticas de un determinado rango frecuencial. A este rango se le conoce comúnmente como espectro visible, y abarca frecuencias que van de los 3,8×1014 Hz a los 7,8×1014 Hz, aproximadamente.

Merece la pena destacar que las microondas, los rayos ultravioleta o los infrarrojos son, al igual que la luz, pura radiación. Sin embargo, están comprendidas en rangos frecuenciales diferentes, teniendo sus propias peculiaridades, usos y peligros para el ser humano.

Espectro visible: relación entre longitud de onda y color percibido por el ser humano.
Espectro visible: relación entre longitud de onda y color percibido por el ser humano.

Propiedades del color

A la hora de corregir color en imagen digital (e igualmente en el vídeo) se suelen resaltar 3 propiedades para describir un color: brillo, tono y saturación.

Estos 3 parámetros, a veces denominados sistema HSV (Hue, Saturation, Value), tienen un interacción entre sí que no es del todo intuitiva. Por ejemplo, uno podría pensar que un brillo máximo da un blanco puro, pero no es así, sino que dependerá de si la saturación es mínima o no.

Equilibrio entre tonalidad, saturación y brillo, las 3 propiedades del color.
Equilibrio entre Tono, Saturación y Brillo. Para este ejemplo se han buscado casos extremos de brillo y saturación.

Tonalidad (Hue)

El tono, tonalidad o matíz es el «tinte» o «pigmento» del color en cuestión; sin embargo, no determina cuan «fuerte» es ese color, ya que eso lo establece la saturación. Este parámetro suele aparecer como rueda de color, siendo su valor de entre 0º y 360º.

Saturación (Saturation)

La saturación es la cantidad de color. También se puede interpretar como «cuan fuerte o intenso» es un color. Este parámetro suele aparecer como porcentaje, del 0% al 100%.

Brillo (Value)

También conocido como luminosidad, el brillo es la cantidad de luz que posee el color en cuestión. Si el brillo es mínimo, obtendremos negro, dejando sin efecto la saturación. Sin embargo, un brillo máximo nos dará un color muy intenso (saturación máxima) o blanco puro (saturación mínima). Este parámetro suele aparecer como porcentaje, del 0% al 100%.

Ajustes de color (imagen y vídeo)

Son muchos los ajustes de color que se pueden realizar, y cada software especializado añade sus propios ajustes y herramientas. En este artículo se pretende aclarar los ajustes más comunes en la corrección de color digital, y que todo software especializado puede abarcar.

Contraste

El contraste se define como la diferencia de valor (brillo) entre el píxel más oscuro y el más claro en una zona determinada de la imagen. Si la zona de imagen tomada es la imagen completa, hablamos de contraste general. De esta forma, el contraste puede trabajarse zonalmente o de manera general en la imagen.

Hay que tener en cuenta que el aumento de contraste genera colores más saturados.

Más adelante en este artículo veremos cómo trabajar el contraste de una imagen a través de curvas.

Imagen original. Imagen con contraste alto.

Comparación entre una imagen equilibrada y una con un contraste demasiado alto.

Canales R,G,B

La corrección de color muchas veces se trabaja interpretando las señales de color como canales RGB (Red, Green, Blue), y potenciando o atenuando alguno de los componentes, así como ajustando el contraste de cada uno de los canales.

Normalmente este ajuste se trabaja a través de las curvas de color, como veremos más adelante.

Imagen original. Imagen con canal rojo potenciado y canal azul atenuado para un resultado cálido.

Comparación entre una imagen equilibrada y una con el canal rojo potenciado y el azul atenuado, con el objetivo de generar un ambiente más cálido.

Sombras, medios tonos, y luces

Otro ajuste común en la corrección de color es dividir los valores de la imagen en 3 rangos de luminosidad: sombras (shadows), medios tonos (midtones) y luces (highlights), de forma que se puedan realizar ajustes específicos en cada uno de ellos.

Es muy común, por ejemplo, aprovechar esta separación para dar a las sombras un tono más azulado y a las luces un tono más rojizo.

Imagen original. Imagen con magenta potenciado en las luces.

Comparación entre una imagen equilibrada y una en la que se ha potenciado el tono magenta en las zonas de luz (las zonas de sombra no quedan afectadas y los medios tonos quedan ligeramente afectados).

Brillo y Exposición

Ambos son parámetros que representan la cantidad de luz en la imagen. Un ajuste de exposición afecta al brillo general de la imagen, respetando su contraste percibido. De esta forma, un aumento de exposición no es exactamente lo mismo que un aumento de brillo, ya que afecta de forma diferente al contraste.

Ajuste de la saturación y el tono

Es un ajuste muy común en corrección de color, y consiste en aumentar la intensidad de los colores de la imagen, de forma que ésta parezca más viva e impactante.

Los ajustes de saturación se suelen utilizar en conjunto con otras herramientas, de forma que se pueda aplicar sólo en determinadas zonas, a determinados rangos de color, a determinados rangos de luz, etc.

Por otra parte, se suele disponer de una rueda de color para ajustar el tono de la imagen, aunque no es un ajuste muy común en corrección de color, ya que altera demasiado la realidad. A veces este ajuste se utiliza para cambiar la tonalidad de un determinado rango de colores; por ejemplo, para que un coche anaranjado aparezca más rojizo.

Imagen original. Imagen con tonalidad y saturación alterada en la gama de los verdes y los rojos.

Comparación entre la imagen original y una en la que se ha modificado el tono y la saturación en la gama de los verdes, quedando éstos azulados (se aprecia notablemente el cambio en la botella de agua). Además, el tono de los rojos ha sido llevado hacia un magenta.

Balance de blancos

El balance de blancos en el proceso mediante el cual se consigue que los elementos blancos dentro una imagen se correspondan con un blanco real, ya que a veces están afectados por el color de las luces, una iluminación baja, etc.

Un ejemplo típico es que el blanco de una imagen o vídeo queda demasiado amarillo debido a un tipo de iluminación incandescente; en ese caso un correcto balance de blancos potenciará el canal azul para que el blanco se muestre neutro.

Imagen original, con una iluminación de tipo incandescente (bombillas clásicas). Misma imagen tras aplicar un correcto balance de blancos.

Proceso de balance de blancos en una imagen, generalmente utilizado para corregir situaciones en las que la iluminación no es blanca.

La mayoría de programas de corrección de color traen herramientas de tipo «color picker» para determinar cuáles son los puntos blancos en una imagen y realizar un balance automático. También se suele trabajar el balance de los negros o sombras, aunque en menor medida.

Equilibrio de color

Es la mezcla general de los colores primarios rojo, azul y verde en la imagen; sin embargo, a veces viene representado como el equilibrio de los colores complementarios (amarillo, cyan y magenta).

En función del software de corrección de color utilizado, podremos ajustar el equilibrio de color de los puntos de luz (áreas brillantes), de los tonos medios, o de las sombras (áreas oscuras).

Herramientas de corrección de color

Son muchas las herramientas de corrección de color existentes para llevar a cabo los ajustes vistos en el apartado anterior. En esta sección analizaremos las herramientas más comunes, tanto las que sirven para monitorizar y asistir al usuario, como las utilizadas para aplicar los ajustes de color.

Para esta sección usaremos capturas del software por excelencia de corrección de color en vídeo: DaVinci Resolve.

Monitor de forma de onda

Intrumento clásico en el análisis de señal de vídeo analógico, que sirve para representar las líneas horizontales de la imagen en el eje X, y su valor lumínico en el eje Y.

Esta herramienta resulta útil para saber si la imagen está sobreexpuesta o subexpuesta, tiene un contraste adecuado, etc., y permite saber en qué zonas de la imagen sucede (aunque sólo horizontalmente).

Generalmente, el monitor de forma de onda se utiliza para ver la información de la señal de luminancia, aunque muchas veces es utilizado para analizar individualmente los canales R (Red), G (Green) y B (Blue). Cuando se utiliza de esta forma se le conoce como RGB Parade. A través del análisis de las formas de onda en los canales RGB podemos determinar si hay dominantes de color, partiendo de que una escena grisácea tendrá formas de onda similares en los 3 canales; si en una zona uno de los canales muestra valores superiores, significará que es dominante.

Monitor de forma de onda para luminancia y canales RGB (RGB parade).
Ejemplo de uso del monitor de forma de onda, representando tanto la señal de luminancia como los canales RGB (RGB parade). Nos da información sobre cómo está distribuida la luminancia a lo largo del eje horizontal (podemos ver dos picos sobreexpuestos), así como el reparto de componentes RGB (se diferencian 2 zonas con colores dominantes, una verde y otra roja).

Vectorscopio

El vectorscopio es, al igual que el monitor de forma de onda, un instrumento heredado del análisis de señales analógicas; este instrumento se encarga de medir y representar el color de la imagen, a través del análisis de las señales de crominancia.

Lo que el vectorscopio analiza, hablando en términos técnicos, es la amplitud y fase de las señales de crominancia, siendo la amplitud representación de la saturación y la fase representación del tono.

En definitiva, el vectorscopio nos permite observar qué colores son dominantes en la imagen y si alguno de ellos presenta demasiada saturación (cuanto más cerca está el vector del límite radial, mayor saturación), lo cual puede provocar que nuestro vídeo no sea válido (por reglamento) para televisión u otros medios.

Uso del vectorscopio en corrección de color.
Ejemplo de uso del vectorscopio en corrección de color. En este caso se comprueba que hay dominancia de color rojo y verde (un verde amarillento) en la imagen, con una saturación relativamente alta.

Histograma

Un histograma es un tipo de gráfica que presenta el valor lumínico en el eje horizontal y el número de píxeles que tienen ese valor en el eje vertical. De esta forma podemos saber si nuestra imagen tiene zonas de alto brillo, de sombras, está bien expuesta, carece de contraste, etc.

Dicho de otro modo, el histograma es una gráfica de densidad de píxeles (eje Y) con respecto a su valor lumínico (eje X). También es común usarlo en los canales RGB por separado.

Un histograma es complementario a los monitores de forma de onda y al vectorscopio, ya que nos permite ver información con diferente perspectiva, y resulta más útil para ver si una imagen está bien expuesta o tiene un contraste adecuado.

Uso del histograma en corrección de color.
Ejemplo de uso del histograma (luminancia + canales RGB) en corrección de color (los valores de luminancia están representados de 0 a 100).

Color Checker

Un color checker es una tabla de colores estandarizada por fabricación que se utiliza al grabar con una cámara, de forma que un software especializado pueda realizar una corrección de color automática del material rodado.

Uso del color checker X-Rite Color Checker classic.
Uso del color checker X-Rite Color Checker classic en una toma, de forma que en postproducción pueda realizarse una corrección de color automática sobre el material rodado para esa escena.

Curvas

Las curvas son, probablemente, la herramienta por excelencia en la corrección de color, permitiéndonos realizar muchos de los ajustes vistos en el apartado anterior.

Las curvas son mapeadores del valor lumínico de los píxeles, de forma que llevan un determinado valor de brillo (o luminancia) a otro diferente, en función de la curva que definamos.

Cuando las curvas son utilizadas en la señal de luminancia sirven para realizar todo tipo de ajustes: modificación del contraste, aumento de exposición, realce de las sombras, etc.

Además, las curvas pueden actuar en los canales RGB individualmente, de forma que nos facilitan potenciar o atenuar componentes de color, de forma general o en diferentes zonas (sombras, medios tonos, luces), dando mucha libertad de actuación.

Las curvas suelen usarse en la mayoría de los casos junto con la información dada por un histograma, de forma que sea más intuitivo el ajuste que debe realizarse en la imagen.

Curvas en corrección de color.
Ejemplo de la herramienta de curvas utilizada para aumentar el contraste de una imagen. Puede observarse cómo, en este caso, la herramienta de curvas nos muestra el histograma de luminancia y canales RGB a modo de referencia.

Ruedas de color

Son un mecanismo común en los softwares de corrección de color, ya que la tonalidad suele representarse en grados (de 0º a 360º). Las ruedas pueden servir tanto para alterar el tono general de la imagen como para aplicar ajustes de dominancia específicos en sombras, medios tonos, y luces.

Ruedas de color en DaVinci Resolve.
Ruedas de color en DaVinci Resolve, que permiten alterar la tonalidad de la imagen en sombras, medios tonos y altas luces, así como de forma general en la imagen.

Paneles de confrontación

Otra herramienta que podemos encontrar, aunque es más dependiente del software utilizado, es el panel de confrontación de dos propiedades.

Éste nos va a permitir atenuar o potenciar una propiedad en función de otra; por ejemplo, podemos aumentar la luminosidad a un determinado rango de colores, aumentar la saturación a las sombras, modificar los tonos de un pequeño rango de color, etc.

Paneles de confrontación en DaVinci Resolve.
Aumento de luminosidad a determinado rango de verdes, a través de un panel de confrontación en DaVinci Resolve.
Entrada anterior
Qué es la postproducción
Entrada siguiente
Qué es un formato de vídeo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú